Łączna liczba wyświetleń

sobota, 2 czerwca 2012

EL REY Y EL FILÓSOFO

El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.
Albert Einstein

El rey Hierón de Siracusa llamó un día a su presencia al filósofo Simónides, para preguntarle cuál era la esencia de Dios. El filósofo pidió un día de tiempo para pensarlo; pero transcurrido el día, se presentó al rey para pedirle otros dos días. Pasados éstos, pidió otros cuatro, y así fue aplazando el día de la contestación, doblando cada vez el tiempo que pedía.

Al preguntarle el rey la razón de esta conducta, contestó el filósofo: “Cuanto más pienso en ello, tanto menos llego a comprender lo que es Dios.”

Lo infinito no puede ser comprendido por nuestra limitada razón. Dice un proverbio: “Nunca entenderás lo que es Dios, a menos que seas Dios.” 


Francisco Spirago, Catecismo en ejemplos, 1° parte: Doctrina de Fe, 
Editorial Políglota, Barcelona 51942, p. 104.

Brak komentarzy:

Prześlij komentarz