Łączna liczba wyświetleń

czwartek, 11 sierpnia 2016

DESEA RECIBIR LOS SACRAMENTOS

En todas nuestras penas, sean del alma, sean del cuerpo, después de Dios, hemos de concebir una gran confianza en la Virgen María.
San Juan María Vianey

Una suscriptora de REINO DE CRISTO escribía emocionada (“RC” julio 1977):

«Fui con una hermana mía a ver a una amiga que vive en una barriada. Después de estar llamando varias veces en su puerta y no contestar, la vecina me dijo:

— No está; pero pasen a mi casa.

Aun cuando apenas conocíamos a la familia, pasamos y estuvimos saludando y preguntando cómo estaban todos. La mujer nos dijo que su madre estaba muriendo. Como no queríamos perder la ocasión (...) le pedimos permiso para entrar a la habitación de la enferma. En seguida nos pasó. La encontramos gravísima, sin conocimiento. Tenía en una mesa una pequeña imagen de la Virgen del Carmen.

La hija nos contó: 

“Parece milagroso; toda su vida ha sido muy devota de la Virgen del Carmen, sin embargo la iglesia ni la pisaba, ni oía Misa, ni recibía los sacramentos. Pero al sentirse indispuesta, que no parecía nada grave, dijo: 

— Me encuentro muy mal, quisiera recibir los sacramentos, aunque tengo miedo, porque el párroco me va a regañar por no haber ido nunca a la iglesia.

Tratamos de convencerla que como no estaba tan mal, cuando estuviera buena, ella misma fuera a la iglesia, pero ella insistía en que moriría.

Entonces llamamos a una vecina muy buena. Cuando la vio, tampoco la encontró mal. No obstante, como deseaba tanto recibir los sacramentos, nunca estaban de más. Avisó al párroco, que vino rápido; estuvo muy amable con ella y le administró los sacramentos, hasta la Unción de enfermos. Los recibió dándose perfecta cuenta.

A poco de marcharse el párroco, perdió el conocimiento y está en esa especie de letargo en que la ven; el médico dice morirá muy pronto.”

Nos hemos enterado que así sucedió.»

Rafael María López-Melús, Prodigios del Escapulario del Carmen, 
Editorial Apostolado Mariano, Sevilla, pgs. 157-158.


Brak komentarzy:

Prześlij komentarz